El Correíllo recupera la viveza de sus colores.

Han finalizado los trabajos de pintura en el exterior del casco del Correíllo.

Como parte de los trabajos de rehabilitación de la obra muerta del Correíllo La Palma que actualmente se llevan a cabo, se ha finalizado el saneamiento de superficies y pintado con los colores que caracterizaron las últimas etapas de su estampa marinera.

Desde hacía 9 años, no se habia acometido un trabajo de esta índole y, aunque sí se estan realizando constantes trabajos de mantenimiento en el interior del buque y en zonas de la superestructura, en el exterior del mismo (dado que es necesario una maquinaria que hacía muy complejo de acometer por el personal que disponemos), no se habia podido realizar. La huella de estos años era visible y estaba provocando el inicio del deterioro en las planchas del buque.

Los trabajos han sido financiados por el Excmo. Cabildo Insular de Tenerife y realizados por la empresa Tenerife Shipyards con la colaboración de voluntarios de la Fundación, que durante una semana han acometido los trabajos de limpieza, saneamiento, miniado y pintado del caso.

Una nueva oportunidad para acercarse al muelle de S/C y admirar los avances en la recuperación de este buque histórico, máximo exponente del Patrimonio Marítimo e Industrial de Canarias.

 

 

Entrada anteriorParticipación en la Semana de Canarias